#ASMBilbao: un gran evento en el que las moscas y las piedras juegan un papel fundamental

#ASMBilbao: un gran evento en el que las moscas y las piedras juegan un papel fundamental

Hoy, aparte de pasármelo pipa en el #ASMBilbao he reflexionado mucho sobre el mundo de las redes sociales. En este post os dejo con algunas ideas que me llevo a casa (o que por lo menos vuelvo a enfatizar) de este evento.

1. Nadie es mejor que tú para promocionar tu empresa: la conoces mejor que nadie (o deberías) y eres el que más interés tiene en que todo salga adelante. Ahora te toca trabajar mucho y pensar aún más para ser el número 1.

nadie_conoce_tu_empresa_como_tu

2. Hay que pensar mucho porque los detalles son igual de importantes que la estrategia global. Ojos bien abiertos y mirando con lupa todo el negocio para que la experiencia sea realmente única.

las_pequenas_cosas

3. Si eres original puedes venderlo todo, desde piedras mascota hasta moscas:

pet_rocks

Pet rock kit

moscas_japonesas

4. Ni ordenatas, ni robots, ni SEM, ni SEO ni nada que se le parezca. Lo importante son las ideas y el deseo de llevarlas a cabo, y eso solo lo podemos hacer las personas de carne y hueso (iba a decir como tú y yo, pero no se si eres un “web crawler” trepando por mi blog):

clave_son_las_personas

5. El que no aporta valor poco futuro tiene (es como intentar ligar sin ser guapo, listo, alto, rico, inteligente o gracioso).

conclusion_aportar_valor

6. Y lo más importante, el que trabaja por placer y no por “obligación” (aunque todos tenemos que comer) hace las cosas con ilusión, y el que hace cosas con ilusión es más imaginativo y presta más atención al detalle (volvemos a los puntos 2 y 3 de este post).

vivir_haciendo_lo_que_quiero

Eventos como #asmbilbao y personas como @juanmerodio @israel_garcia @alexpuig @alexrbn son las que renuevan y refuerzan tus ideas e ilusión cuando piensas que estás solo@

Gracias a @adictosSM y @formabask.

Otros posts que te pueden interesar:

[su_list icon=”icon: send”]

[/su_list]
Photo by CC: Marcelo César Augusto

Sin comentarios.

Escribir un comentario